El Parque Natural de Somiedo, situado dentro de los límites geográficos del concejo homónimo, es un tesoro natural que ostenta una rica historia de conservación y reconocimientos. Designado como el primer Parque Natural en Asturias en 1988, posteriormente fue galardonado con el estatus de Reserva de la Biosfera en el año 2000.

Este enclave resguarda cuatro impresionantes valles: Saliencia, Valle, Somiedo y Pigüeña, serpenteados por sus respectivos ríos homónimos. En el Centro de Interpretación del Parque, ubicado en Pola de Somiedo, los visitantes tienen acceso a una completa guía que incluye mapas, rutas sugeridas y recursos didácticos para explorar el espacio natural.

El parque alberga una amplia biodiversidad de grandes mamíferos de la Cordillera Cantábrica y más de 100 especies de aves, destacando especialmente la presencia del oso pardo. Bosques, pastos, brañas y montes albergan cientos de especies vegetales que convierten Somiedo en un espacio único.

Somiedo es uno de los espacios naturales más representativos de los ecosistemas de montaña del norte de la Península Ibérica. Sus paisajes ásperos, esculpidos por la acción glaciar, hoy se encuentran cubiertos por un mosaico vegetal en el que predominan los bosques de haya y de roble. Alberga una de las poblaciones de oso pardo cantábrico más importantes de la Europa occidental, además de una amplia variedad de especies animales y vegetales propias de la montaña Cantábrica.

A sus excepcionales valores naturales se une un rico patrimonio etnográfico en el que destaca el genuino folclore de los vaqueiros de alzada.

Si te has decidido a visitar este destino único, te recomendamos leer este código de buenas prácticas.

Plano Divulgativo Parque Natural de Somiedo